Nosotros

Contacto

Nosotros

Trabajamos mucho para hacer poco y bien.

Nuestra intención es destinar el máximo tiempo y recursos posibles

a pocos proyectos, no para hacer mucho y rápido, sino para hacer

pocas cosas, mimadas, estudiadas y pulidas.

Olmo García

Fundador

Diseño estratégico

Dirección de arte

Oliver Montiel

Fundador

Diseño estratégico

Dirección de arte

Iris Claramunt

Diseño gráfico y dirección de proyectos

Sergio Ortiz

Diseño gráfico e interactivo

Karen Vicente

Diseño gráfico

Elisabet Bassa

Diseño gráfico

Jose Lorenzo

3D y motion graphics

Contacto

Estudio de diseño estratégico fundado en 2007 en Barcelona por Oliver Montiel y Olmo García.

Barcelona

Carrer Provença 48

08029 Barcelona

 

0034 931 248 742

bold@bold.bz

¿Cómo decidisteis formar el estudio?

Coincidimos en una empresa del sector en 2006… nos enamoramos gráficamente el uno del otro y, fruto de aquel sentimiento mutuo,

nació Bold en 2007.

 

¿Fue un flechazo?

Diríamos que fue un vectorazo. Nuestra forma de entender el diseño era similar. Comprendimos que uno –Oliver–, orientado en el entorno web y gráfico, y otro –Olmo–, centrado en el terreno de la producción y gráfico, podíamos complementarnos perfectamente.

 

¿Qué tipo de diseño hacéis?

Diseño funcional, no milagros.

 

Algunos proyectos representativos…

Todos los que han funcionado mejor, los sencillos y funcionales. Son aquellos proyectos, con una imagen atractiva, con los que el cliente ha experimentado un significativo aumento de ventas.

 

Sería un ejemplo estrella…

Uno de los ejemplos exitosos, que solemos explicar, es el del packaging para la marca Inkio, de Iberjet. Cuando parecía que en los cartuchos compatibles, por inercia, todo el diseño debía ser recargado, nuestra propuesta se basó en la máxima simplificación. En este pedido, concretamente, la respuesta fue sencillez y efectividad.

 

¿Cuál es la parte positiva?

Ver lo bien que se hacen los trabajos y aprender de nuestros compañeros, dialogar con ellos y compartir experiencias.

 

Convertir la envidia en admiración…

Para estimularnos y trabajar mejor día a día. El hecho de que algunos clientes se decanten por otros estudios no nos quita el sueño. Colaborar con los mejores es tan enriquecedor, que todo lo demás no vale la pena. Ellos nos marcan el camino a seguir.

 

¿Que sentís cuando un proyecto sale bien?

 

¿En qué consiste vuestro proyecto BOLD HELP?

El germen de BOLD HELP surgió a raíz de nuestra colaboración con proyectos sociales desde la adolescencia, cuando teníamos quince años. Creemos que, aparte de diseñar, que es nuestra profesión, no debemos mirar sólo hacia adentro, hemos de mirar también hacia afuera. Y hay que aportar. Todo el mundo debería aportar su granito de arena.

¿Efectividad?

Logramos un diseño efectivo cuando el consumidor tiene la sensación

de estar ante un producto fiable, que compra porque le ofrece una

garantía de calidad.

 

¿Habéis participado en muchos concursos?

Sólo en concursos cerrados. Estamos en contra de los concursos abiertos, porque desprestigian nuestro sector, ya que el hecho de trabajar gratis

no lo vemos justo. La participación genera un coste, que debe tenerse

en cuenta y valorar.

 

Peculiaridades de las normas en los concursos abiertos…

En los concursos abiertos no hay normas, hay bases. Porque las normas sirven para reglar, para ordenar… en cambio, las bases atañen simplemente al formato, al número de participantes –apunta Olmo–. Para nosotros, las normas son justas y necesarias para poder seguir diseñando como hasta ahora –remata Oliver–.

 

¿Qué estudios de diseño o diseñadores son vuestros referentes?

Cruz Novillo porque en sus diseños no pasa el tiempo. Nos quedamos

con las curvas de Laura Messeguer. Nos encantan las justificaciones

de Enric Jardí… y la mirada de Jason Munn… De Pati Nuñez… nos seduce

el pack completo.

 

¿Qué os inspira?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una frase que os defina.

Trabajamos mucho para hacer poco y bien. Nuestra intención es destinar el máximo tiempo y recursos posibles a pocos proyectos, no para hacer mucho y rápido, sino para hacer pocas cosas, mimadas, estudiadas, muy pulidas.

 

¿Cómo os veis en el futuro?

Se tratará de ser aún más cuidadosos a la hora de aceptar proyectos,

porque nos preocupa que lo que hacemos esté muy bien… y cada vez mejor… Nosotros no hemos montado una empresa para vender diseño, sólo con el objetivo de facturar, sino porque es nuestra profesión y nos gusta nuestro trabajo. Queremos seguir siendo siempre un pequeño estudio…